Consideraciones sobre el espacio

ffustacax0e-kalegin-michail-peq

Que nadie me diga que desde Madrid no se ven las estrellas.

Pleno centro estaba yo el martes pasado, María de Molina, y brillaban ahí arriba. Casi me da una tortícolis, es cierto, pero allí estaban, tan panchas. Supongo que a nadie le gusta tener dolor de cuello, pero no por eso deja de existir la posibilidad, hay puntos de vista más complicados que otros. Pero insisto, quien no las ve, es porque no las ha buscado (o está ciego).  Sigue leyendo

Anuncios

Tenemos que querernos más

photo-1455541029258-597a69778eed-01

Cursi, puke rainbows, lo sé. Pero es cierto.

El amor es la conclusión y la causa, el principio y el final de todas las cosas que pasan por el mundo. ¡Tenemos que querernos más! Porque si nos quisiéramos seríamos capaces de ponernos en el lugar del otro, de no odiar si no entender, de no gritar si no escuchar. Resolver las cosas con amor es mucho más difícil, implica buscar las soluciones que hagan que todas las partes ganen, implica escuchar, reflexionar y entender, en el odio siempre hay un culpable y ya está, eso no requiere esfuerzo, uno señala y achaca problemas librándose de ellos. Librándose. Eso cree, porque lo que no se soluciona siempre vuelve, porque aunque quede latente siempre está ¿y qué haremos? ¿buscar al siguiente culpable? Los Reyes Católicos se quedaron sin gente a la que echar de España, oh vaya, puede que el problema sea también nuestro, oh. Sigue leyendo

El derecho a la diferencia

photo-1420159316697-c11e647a344d-01

Y mientras el mundo se globaliza, mientras conocemos qué ocurre en cada punto del planeta con un solo clic, mientras la tecnología va conquistando cada rincón, mientras podemos viajar al lugar más inesperado, y a ese otro, y a ese, y al de más allá, mientras nuestras calles se llenan de gente de todos los géneros, de todas las razas, religiones y culturas, mientras luchamos por la igualdad, conseguimos justo eso: igualdad, series, patrones, que esta plaza colorida de personas se encuentre del mismo modo en cada lugar, que cada uno se compre la ropa en el mismo sitio, beba lo mismo, coma lo mismo, escuche lo mismo, tenga los mismos valores y quiera disfrutar lo mismo. Sigue leyendo