Rumiante de sensaciones, escritor de historias.

photo-1434030216411-0b793f4b4173

Conversaciones.

A los que escribimos nos encanta escuchar.  Sigue leyendo

Anuncios

Empieza con un porqué

quien-tenga-un-porque

Decía Nietzsche que: quien tiene un porqué, encontrará siempre el cómo.

Esta frase la aprendí en el instituto en clase de filosofía hablando sobre líderes humanitarios y sus causas. Desde entonces la he tenido siempre en mente y he ido aplicándola y buscándole el significado en montones de aspectos. Sigue leyendo

Branding electoral

elecciones

Empezó esta semana pasada la campaña de cara a las elecciones y me hace gracia ver cómo los políticos y sus partidos buscan su hueco en la era de la imagen. Me encanta la publicidad porque nunca apela al raciocinio, las marcas nos transmiten emociones, sensaciones, impulsos, un buen producto con un buen branding llega al lugar más recóndito, un producto malo con un buen branding llega lejos, un buen producto con un mal branding solo lo recomienda tu abuela. Con la política está pasando igual, no importa el mensaje, importa que hagas llegar la emoción, sensación e impulso de tu equipo al resto del público. Sigue leyendo

Tenemos que querernos más

photo-1455541029258-597a69778eed-01

Cursi, puke rainbows, lo sé. Pero es cierto.

El amor es la conclusión y la causa, el principio y el final de todas las cosas que pasan por el mundo. ¡Tenemos que querernos más! Porque si nos quisiéramos seríamos capaces de ponernos en el lugar del otro, de no odiar si no entender, de no gritar si no escuchar. Resolver las cosas con amor es mucho más difícil, implica buscar las soluciones que hagan que todas las partes ganen, implica escuchar, reflexionar y entender, en el odio siempre hay un culpable y ya está, eso no requiere esfuerzo, uno señala y achaca problemas librándose de ellos. Librándose. Eso cree, porque lo que no se soluciona siempre vuelve, porque aunque quede latente siempre está ¿y qué haremos? ¿buscar al siguiente culpable? Los Reyes Católicos se quedaron sin gente a la que echar de España, oh vaya, puede que el problema sea también nuestro, oh. Sigue leyendo

Quiero ser infeliz (de vez en cuando).

photo-1444720895098-cbd6b640c909-01

El ser humano está obsesionado con la felicidad. Es posiblemente la palabra a la que más importancia le damos de todo nuestro vocabulario, nos ponemos serios cuando la pensamos, nos preguntamos gravemente: “y yo ¿soy feliz?”, nos obligamos a poner buena cara, nos jactamos en redes sociales de lo felices que somos -sí, hemos llegado a eso: a jactarnos-, nos pasamos notitas en las que pone “smile” o frases motivadoras, nos socializamos, nos compramos cosas, hacemos viajes muy caros, compramos móviles muy caros también y todo porque nos han vendido que el objetivo de nuestra vida es ser feliz. Y como vivimos en el siglo de la imagen además tenemos que demostrarlo. Sigue leyendo

Entrepreneurship School (o la escuela para dar el paso)

es

Asistí en septiembre de 2015 a la Entrepreneurship School de Madrid organizada por Think Young y puedo decir que a día de hoy es la formación intensa más completa y útil que he tenido en emprendimiento.

Tienen como valores motivar, transmitir conocimiento y divertirse, todo ello lo consiguen en un formato de escuela sin profesores, en la que mezclan actividades o visitas con charlas de emprendedores, siempre desde la cercanía y poniendo como foco al alumno. Sigue leyendo