Home (o la persona del final del día)

john-towner-125995-peq

“Porque cuando te miro, me siento como en casa.” Dori (Buscando a Nemo)

Has tenido un día horrible. Se han sucedido distintos hechos que han terminado haciendo trizas tus nervios. Además la comida te ha sentado mal. Tienes que sorberte el moco cada poco porque estás pillando un resfriado. Y te gustaría hablar con tu madre de una vez en este mes, pero siempre te llama en el momento más inoportuno. Llegas a casa, home. Con cara de mala leche y gestos algo duros. Y está ella, él, home. La persona del final de día. Tu persona del final del día. 

Eh, eh. Shh. Hmm… ¿por qué explicarlo? Sabe cómo hacerlo. Sabe tus reacciones. Sabe qué botón apretar para que lo descargues todo. Sabe que quieres llorar y sabe mirarte para conseguirlo. Sabe abrazarte como te gusta. Sabe las palabras que te calman, que te reconfortan. Sabe utilizar el silencio y hacerte respirar. Sabe quererte. Uf.

Has tenido un día genial. Esa noticia de la que dudabas se ha confirmado. Ese reconocimiento que no esperabas ha llegado. Te ha escrito un amigo con el que no hablas desde hace tiempo. Han aprobado tu proyecto. Te quieren en el equipo. Te invade la euforia. Llegas a casa, home. Con una media sonrisa que se te escapa a sonrisa entera de solo pensarlo. Y está ella, él, home. La persona del final del día. Tu persona del final del día.

Oh, oh. Buas. Hmm… ¿por qué explicarlo? Sabe cómo hacerlo. Sabe cómo escuchar todos tus detalles. Sabe qué te emociona. Entiende tu euforia. Sabe cómo abrazarte. Se le iluminan tanto los ojos o más que a ti. Sabe cómo celebrarlo. Sabe compartir tu ilusión. Sabe soñar contigo. Sabe, una vez más, quererte. Pf.

Home. El lugar donde estás seguro, protegido. El lugar donde estás a gusto, distendido.

La persona del final del día es aquella que te quiere sencillamente, aquella a la que puedes mirar con los ojos tristes, alegres o enfadados, sabrá lo que sientes. La persona a la que puedes mostrar miedo y valor, a la que puedes preguntar y mostrarte. La persona que no te va a juzgar porque ya te quiere. Porque sencillamente, te quiere.

Home. Porque no hay mejor lugar donde estar que en casa.

Home. Porque es el lugar del que partes cada mañana pero al que siempre quieres volver. Porque es el lugar donde más eres.

Home. Iglú, cabaña, rascacielos. Home. Color, sexo, cultura.

Home. La persona en la que vivirías toda la vida.

¿Y ella en ti?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s