Se desangra el mundo (carta de una persona a otra)

seaside-371229_1920-01

Hoy no tengo palabras para una humanidad que se destruye a sí misma, que odia, que mata.

No creo en una sociedad que para protestar por un atentado se divide y criminaliza entre los que sí ponen un filtro en facebook y los que no, los que protestaron por Beirut o no, si la culpa es de los musulmanes, de los refugiados o no. Me niego a hablar con ella.

Quiero hablarte a ti, a tu persona, a cada persona individual.

Querida persona:

El mundo está loco.

Atentados. Niños soldado. Tiroteos. Mujeres maltratadas. Yihad. Neonazismo. Muros, vallas. Diamantes de sangre. Guerras civiles. Trabajo infantil. Prostitución. Sobreextracción. Contrabando. Trata de personas. Basura. Tráfico de órganos. Drogas. Racismo. Homofobia. Armas nucleares. Pederastia. Hambre. Odio, no amor, odio, miedo.

A mí me dan igual los números porque se trata de personas, sí, es cierto, un número más bajo es una victoria, pero no hay que rendirse nunca, mientras el hombre muera a manos del hombre no podemos rendirnos nunca. No como sociedad sino como personas. Porque la sociedad es masa y la masa se mueve por impulsos, por líderes de cualquier calaña que levantan el puño por esta o la otra causa. No me importa si la causa es buena porque a los seguidores tampoco les importa.

Menos masas y más personas.

Denunciemos o no, por favor, pensemos, vivamos, critiquemos, dejemos libres. No me importa si cada día te acuerdas de la miseria del mundo porque no eres ni mejor ni peor por ello, yo sólo te pido que contribuyas a que disminuya, aunque no sepas cuanta hay, aunque estés horrorizado por su cantidad, ya seas cristiano, musulmán, judío, budista, creas en la numerología o no profeses ninguna religión o creencia, me da igual tu raza y el sitio donde hayas nacido, no me importa tu género ni tu preferencia sexual, tampoco quienes son tus padres o lo que haya hecho tu familia, tu país, no me importa qué hiciste ayer porque necesito que hoy tu mirada esté despierta, que mires a los ojos cada vez y nunca la escondas porque quiero que esa mirada salve al mundo de la miseria. Quiero que con tus actos y pensamientos contribuyas, que antes de hacer nada pienses, que después reflexiones y seas ejemplo.

Querido futuro yihadista, ahora que estás a tiempo, no contribuyas a la matanza.

Querido futuro maltratador, no empuñes nada, léeme, entiéndela, entiéndelo, entiéndete.

Querido futuro traficante, las personas no son cromos.

Querida futura mujer, futuro hombre, sé valiente.

Querido futuro gobernador, no seas corrupto, por favor, no lo seas, me dan igual tus ideas, pero eres más líder que nadie, no hagas trampas, se honesto, no las hagas.

Querido futuro padre, futura madre, quiere a tus hijos, mucho, quiérelos porque los has traído a este mundo y merecen esta oportunidad con tu cariño.

Querido futuro extremista, respira antes de alzar el puño cada vez, respira, piensa, debate, propón.

Querido futuro testigo, actúa, ni el bulling, ni el maltrato, ni ningún tipo de violencia pueden hacerte bajar la ojos al suelo, no te conviertas en cómplice silencioso.

Querido futuro profesor, enseña, aporta, hazlo lo mejor que sepas.

Querido futuro joven, conoce, estudia, viaja, madura, culturízate, ama.

Querido futuro creyente, ninguna creencia merece una sola gota de sangre.

Querido humano, nada merece una sola gota de sangre.

No te pido que cambies el mundo, sólo que te cambies a ti, que lo intentes. Disminuye tu propia miseria. Por ti, por todos.

Un saludo,

Suahuabs

Pd: Merece la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s